Apertura, Velocidad e ISO, los 3 elementos clave en fotografía

Las cámaras DSLR se han popularizado. Con ello, los usuarios han querido aprender cada vez más sobre fotografía, e incluso los smartphones cuentan ya con cámaras de mayor calidad para responder a las exigencias de los usuarios. Con todo, a veces resulta sencillo perderse en términos teóricos, cuando en realidad es bastante fácil. Con el gráfico a continuación vas a aprender rápidamente los efectos que tienen la Apertura, la Velocidad de obturación y la ISO, cuando capturamos fotografía.

Gráfico

El gráfico que puedes ver a continuación es increíblemente fácil de entender. Las dos primeras líneas, con el fondo de color claro, ilustran el efecto de la Apertura, la segunda línea, con el fondo oscuro, ilustran el efecto de la Velocidad de obturación, mientras que la tercera línea, con el fondo claro, ilustra el efecto de la ISO. Sin embargo, hay algunos detalles que vamos a aclararlos en cada uno de ellos.

grafico ISO, apertura, velocidad

Apertura

La apertura aparece representada en la cámara por la letra “F” mayúscula, seguida de un número. Cuanto mayor es el número, más se cierra el diafragma. Pero como ves en el gráfico, cuanto mayor es el número de la “F”, más profundidad de campo hay. La profundidad de campo es lo que nos permite sacar más elementos enfocados en la foto en diferentes niveles. Si enfocamos a una persona con un árbol al fondo, cuanto mayor sea la “F”, más fácil es que el árbol aparezca enfocado. Eso sí, una mayor “F”, significa un diafragma más cerrado, y por tanto, menos luz.

Cuando hay poca luz, buscamos una “F” menor, para abrir más el diafragma y captar más luz. En ese momento pasa lo que se ve en el gráfico, aunque hay más luz, perdemos enfoque en el fondo, y habrá que estar más fino al enfocar al elemento a fotografiar.

Velocidad de obturación

La velocidad de obturación mide el tiempo que el sensor está captando luz. Cuanto mayor es ese tiempo, más luz captamos, como es obvio. En nuestro gráfico se representa en la línea con el fondo oscuro. Cuanto mayor es la velocidad, más desenfocado sale el elemento en movimiento. ¿Por qué? Porque en el tiempo que el sensor ha estado captando luz ese elemento se ha movido, y aparece movido en la fotografía. Para fotos de deportes, hay que utilizar velocidades muy rápidas.

El problema es que con velocidades rápidas, perdemos luz, así que hay que compensar con lo demás. En cada caso es necesario saber a qué queremos dar prioridad. Si son elementos en movimiento, lo importante es tener una velocidad muy rápida, y entonces tendremos que subir la ISO y aumentar la apertura, con los aspectos negativos de esto, pero es lo que prima en cada caso.

Recuerda que la velocidad de obturación se mide en divisiones. Eso significa que 1/10 es más tiempo que 1/1000. Si es más tiempo, es más lento. Cuanto mayor es el número divisor, mayor es la velocidad. En muchas cámaras solo se muestra el divisor.

ISO

La ISO es la sensibilidad del sensor. Aquí no hay tanto que explicar. Cuanto mayor es la ISO, más luz capta el sensor. El problema es que con ISOs muy altas, aparece ruido digital y la temperatura de la cámara puede subir. Esto no es un problema para la cámara, pero esa temperatura se puede sumar a la exterior y conseguir que el ruido de la fotografía sea todavía mayor. Lo ves en el gráfico, con ISOs muy altas, fotos con más ruido en la imagen. A veces es necesario una ISO alta porque ya tenemos completamente abierto el diafragma, y hemos bajado la velocidad todo lo posible. Solo podemos subir la ISO. Busca en el manual de usuario de tu cámara u objetivo la ISO máxima que asume tu cámara sin introducir ruido. Pero incluso cuando sea necesario subir más la ISO, como por la noche, recuerda que la peor fotografía es aquella que no se captura. Puede que no consigas la mejor fotografía desde un punto de vista técnico, pero puede que siga siendo una fotografía para recordar.

Los tres elementos clave

La velocidad, la apertura y la ISO son lo tres elementos claves a dominar con una cámara de fotos DSLR. Estos te permiten gestionar la luz como quieras. Aunque todavía hay otros elementos a tener en cuenta, estos tres son básicos. Recuerda siempre, eso sí, disparar en RAW, para no comprimir las fotografías, lo que te permitirá revelarlas digitalmente después.

Un abrazo, nos vemos la próxima…

Gabriel Rivadavia
Sígueme

Gabriel Rivadavia

Titular at GHR Sistemas
Argentino, de profesión Técnico Electrónico especializado en las Telecomunicaciones, con una muy amplia experiencia en el campo de la informática, Redes de datos, Internet, Servidores y los servicios de Internet.
Propietario de la empresa GHR Sistemas desde 1994, ha dado soluciones tecnológicas en hardware, redes y software a un buen número de empresas en la localidad de Luján, Provincia de Buenos Aires, República Argentina y ahora, radicado en La República Oriental del Uruguay, colabora y desarrolla proyectos de soluciones y marketing por Internet.
Gabriel Rivadavia
Sígueme