Feliz Navidad a todos

¿Qué es la alegría de Navidad?

¿Y sabes de dónde puede venir tu alegría en este tiempo?

No la busques fuera de tu persona; en fiestas, licor o siendo un comprador compulsivo, llenado tu cuerpo de ropas y tu estómago de comida, ahí nunca vas a encontrar la alegría.

La verdadera alegría navideña, tiene que nacer de nosotros mismos, tiene que brotar de nuestro corazón.

¿Cómo podremos fabricar la alegría en esta época? Es una buena pregunta para hacernos y buscar cómo generarla en nuestra vida.

Tenemos que empezar por aceptar que la alegría nace en nosotros y sale al exterior, nunca es al revés.

La alegría brota del corazón del hombre al sentir que el Creador lo ama, y entender que lo creó para que sea feliz. Tener la alegría al saber que El Cristo va a renacer en nuestros corazones. Sentir que Dios va actuar en nuestra persona este mes de diciembre, en dar felicidad a nuestros semejantes. Pero no dando regalos, fiestas o comilonas; sino dando regalos que no cuestan, esos son: dando servicio, entrega y amor incondicional, así “seremos más felices dando que recibiendo”.

Hay que entender que no perdemos la alegría por el dolor, las enfermedades, la falta de dinero o por una carencia física. Perdemos la alegría al no tener contacto con Dios. Él es esa agua viva, que sacia nuestro espíritu y llena nuestra alma, colmándola de paz, amor y esperanza. Y este mes de diciembre al renacer en nuestros corazones es un gran motivo para ser felices.

Esta Navidad, empecemos a estar alegres con lo que tenemos y no vivir deseando aquello que carecemos. Disfrutar el hoy y vivir el ahora, es una buena fórmula para evitar la neurosis y no caer en la tristeza, que es la peor enfermedad del alma.

No olvidemos que la única medicina infalible siempre… ¡es el Amor!

Seamos transmisores del Amor del Cristo, comenzando con nuestra pareja, ahí es donde debemos de empezar a generar Amor dando protección, amor, respeto y aceptación. (Pero, por favor, también comencemos a usar nuestro lenguaje como corresponde y a darle a las palabras el valor y significado que realmente corresponde, porque escribí RESPETO, y éste es un término que se interpreta mal, porque se le da significados no correctos, al igual que la trilladísima palabra AMOR). Continuemos con nuestros hijos, los cuales están esperando una caricia y una muestra de afecto, tal vez eso les hace mucha más falta que regalos. No olvidemos dar amor a nuestros padres, hermanos y a todo ser humano. Ahí debe de empezar nuestra Navidad, en dar alegría, comprensión, estímulo y AMOR INCONDICIONAL. Y no ser sembradores de odio, intriga y desamor.

Esta Navidad el mundo necesita de tu alegría. El mundo de los abandonados, necesita de tu amistad y de tus palabras de vida para seguir esperando. El mundo de la guerra, necesita de tu amor y tu lucha por la paz para ser libre. El mundo de los pobres, necesita de tu compromiso por la justicia para vencer la opresión. En este año que viene, el mundo nos pide: “Flores de alegría y no espinas de dolor. Puertas de fraternidad y no murallas que lo dividan. Caminos de Luz por donde puedan pasar pobres y ricos, pequeños y grandes, hombres y mujeres, enfermos y sanos, blancos y negros… un camino de igualdad. Nuestro mundo necesita de una sonrisa.”

Esta Navidad estemos alegres esperando el renacimiento del Amor.

Porque estar alegre es vital para el cuerpo, necesario para la mente e indispensable para el espíritu. Una buena fórmula para vivir la navidad, será conectarnos con el Creador, él nos pide que en esta época tengamos aspiraciones espirituales elevadas, expectativas personales moderadas y necesidades materiales pequeñas. Entonces, habremos encontrado la alegría de la Navidad.

¡Que la Paz sea contigo!

Amor y Muchas Luz para todos.

¡Feliz Navidad!

Gabriel Rivadavia
Sígueme

Gabriel Rivadavia

Titular at GHR Sistemas
Argentino, de profesión Técnico Electrónico especializado en las Telecomunicaciones, con una muy amplia experiencia en el campo de la informática, Redes de datos, Internet, Servidores y los servicios de Internet.
Propietario de la empresa GHR Sistemas desde 1994, ha dado soluciones tecnológicas en hardware, redes y software a un buen número de empresas en la localidad de Luján, Provincia de Buenos Aires, República Argentina y ahora, radicado en La República Oriental del Uruguay, colabora y desarrolla proyectos de soluciones y marketing por Internet.
Gabriel Rivadavia
Sígueme