MÁS DERECHOS, MÁS CIUDADANÍA

Por Henry Camejo

Desde del 1° de enero de 2016, se completó el incremento gradual de los beneficios conferidos por la Ley N° 19.161 que regula los subsidios por paternidad y maternidad para los/as trabajadores/as del Sector Privado en Uruguay. Aprovechamos la oportunidad para destacar algunos de sus aspectos más relevantes desde la perspectiva de la expansión de la ciudadanía.

masciudadaniaBajo el término «ciudadanía» se designa usualmente a la relación entre una persona y un Estado lo que implica la pertenencia a una comunidad política determinada. En este sentido, se vincula la ciudadanía al sufragio y al acceso a los cargos públicos o para decirlo en los términos de nuestra Constitución: “todo ciudadano es miembro de la soberanía de la Nación; como tal es elector y elegible”. Estas consideraciones, emanadas desde el punto de vista jurídico-político, no agotan el concepto y el contenido de la ciudadanía sino que, simplemente, constituyen una primera aproximación, es decir, su aspecto más tangible.

Sin embargo, desde el punto de vista social, la ciudadanía adquiere otras dimensiones ligadas con el desarrollo, en forma equitativa, del potencial de las capacidades humanas. Un ejemplo significativo de la ampliación del espectro de la «ciudadanía social» lo hallamos en la Ley N° 19.161 que establece una serie de beneficios para los/as trabajadores/as del Sector Privado en Uruguay. Si bien esta Ley entró en vigencia a fines de 2013, estableció un régimen de incremento gradual de los beneficios otorgados que se completó el 1° de enero pasado. Así, por un lado, extiende ciertos derechos relativos a la maternidad y, por otro, establece nuevos derechos concernientes a la paternidad y al cuidado de los hijos.

Respecto de la maternidad, desde la entrada en vigencia de esta Ley, se amplía el subsidio, esto es, el período de inactividad laboral compensada económicamente, por un lapso de 14 semanas.

En lo que refiere a la paternidad, a partir del 1° de enero de 2016, los trabajadores del Sector Privado tendrán derecho a ausentarse de su trabajo, percibiendo un subsidio por un máximo de diez días continuos. Cabe destacar especialmente este aspecto del régimen legal que se comenta, ya que incorpora la perspectiva de género al favorecer la presencia paterna a partir del nacimiento de los hijos lo que coadyuva a la promoción de una responsabilidad compartida respecto de los cuidados.

Asimismo, se establece un subsidio «parental» para el cuidado del recién nacido que opera en el mismo sentido al posibilitar que cualquiera de los padres, indistintamente y en forma alternada, puedan beneficiarse del mismo hasta los seis meses de edad de su hijo.

Para finalizar, queremos destacar la importancia de leyes como esta pues conducen al avance hacia una sociedad más equitativa y, al mismo tiempo, amplían los derechos de los/as ciudadanos/as fomentando, como en este caso, la protección de la familia como base fundamental de la sociedad.

Acceda al texto completo de la Ley N° 19.161 aquí.

 

HENRY CAMEJO

HENRY CAMEJO

Estudiante de la Facultad de Ciencias Sociales en la UdelaR. Desarrollador Web.
HENRY CAMEJO

Latest posts by HENRY CAMEJO (see all)