Rayo Seis

Agradecemos a Sanación Pránica Uruguay, por este aporte.

Amor Eterno & Lealtad

El Rayo Seis se llama el Rayo de Devoción y profundo compromiso emocional, donde las personas siguen y protegen sus creencias con mucha fuerza y sentimientos de amor y lealtad extrema.

Kurt Abraham cree que el mental de rayo seis es el menos deseable. Puede ser el rayo de un santo o un fanático. Una persona de este rayo puede caer fácilmente en el fanatismo y el idealismo que ha sido la razón detrás de muchas guerras religiosas o culturales.

Ray Six Ray of Devotion
Rayo Seis, el Rayo del Idealismo abstracto & Devoción

Virtudes Especiales: Devoción, concentración mental, amor, ternura, intuición, lealtad, reverencia.

Vicios del Rayo: Amor egoísta y celoso, depende demasiado de los demás, parcialidad, autoengaño, sectarismo, superstición, prejuicios, conclusiones demasiado rápidas, arranques de ira.

Virtudes a adquirir: Fortaleza, autosacrificio, pureza, veracidad, tolerancia, serenidad, equilibrio, sentido común.

A este rayo se lo denomina el rayo de la devoción. El hombre que pertenece a este rayo tiene instintos e impulsos religiosos y un intenso sentimiento personal, y no considera nada equitativamente. Todo a sus ojos es perfecto o intolerable; sus amigos son ángeles, sus enemigos el reverso. Sus puntos de vista, en ambos casos, no se basan en los méritos intrínsecos de cada uno, sino en el modo con que la persona lo atrae, o por la simpatía o antipatía que demuestra hacia sus ídolos favoritos, sean estos concretos o abstractos, porque es muy devoto a una persona o a una causa.

Siempre debe tener un “Dios personal”, una encarnación de la Deidad para adorar. El mejor individuo de este tipo de rayos es el santo, el peor el intolerante y el fanático, el mártir y el inquisidor típico. Todas las guerras religiosas o cruzadas han sido originadas debido al fanatismo de sexto rayo.
Este hombre es frecuentemente de naturaleza benévola, pero puede enfurecerse y ser irascible. Ofrendará su vida por el objeto de su devoción o veneración, pero no levantará un dedo para ayudar a aquellos por quienes no siente simpatía. Como soldado odia la guerra, pero muchas veces en el fragor de la batalla luchará como un poseído. Nunca será un gran estadista ni hombre de negocios, pero puede ser un gran predicador u orador.

La persona del sexto rayo será el poeta de las emociones (tal como Tennyson) y el autor de libros religiosos, en poesía o en prosa. Siente devoción por la belleza, el color y todas las cosas agradables, pero no tendrá gran capacidad productiva, a no ser que se halle influido por uno de los rayos de las artes prácticas, el cuarto o el séptimo. Su música será melodiosa y frecuentemente compondrá oratorias o música sacra.

El método de curación para el hombre de este rayo será por la fe y la oración. El acercamiento al Sendero será a través de las plegarias y la meditación a fin de lograr la unión con Dios.

El idealismo es el don principal de la fuerza de sexto rayo.

El sexto rayo de devoción personifica el principio de reconocimiento. Con esto quiere significar la capacidad de ver la ideal realidad que reside detrás de la forma; implica que se debe aplicar en forma concentrada el deseo y la inteligencia, a fin de expresar la idea presentida. Es responsable de la mayor parte de las formulaciones de ideas que han hecho avanzar al hombre y de gran parte del énfasis puesto sobre la apariencia que ha velado y ocultado esos ideales.

La religión pura, sin tacha y espiritualmente enfocada, es la más alta expresión del sexto rayo.

Ray Six Ray of Devotion Bullet
Él piensa casi en su totalidad en términos de Calidad!

 En la misma relación se encuentran entre los aspectos inferiores de sexto rayo, todos los tipos de religión dogmática y autoritaria, expresados por las iglesias organizadas y ortodoxas. Todas las teologías formuladas son expresiones inferiores de verdades espirituales elevadas, porque incluyen las reacciones mentales del hombre religioso, su confianza en sus propias deducciones mentales y la seguridad de que él está en lo cierto. No contienen los valores espirituales tal como realmente existen. En consecuencia, la temible naturaleza de las expresiones inferiores de sexto rayo y el control ejercido por las fuerzas de la separatividad (característica predominante de la actividad inferior de sexto rayo), en ninguna parte se ve en forma tan poderosa como en la historia religiosa y eclesiástica, con su odio, fanatismo y pomposa y lujosa atracción, que llenan el oído y el ojo físico, su separatividad de todos los demás credos, como también sus disensiones internas, sus grupos disidentes, sus camarillas e intrigas. La iglesia se ha alejado de la sencillez que está en Cristo.

El devoto de sexto rayo es mucho más abstracto y místico en su trabajo y pensamiento, y pocas veces llega a comprender realmente la correcta relación que existe entre forma y energía. Piensa casi totalmente en términos de la cualidad y presta poca atención al aspecto material de la vida y a la verdadera significación de la sustancia cuando produce fenómenos. Tiende a considerar a la materia como de naturaleza maligna y a la forma una limitación, poniendo el énfasis únicamente sobre la conciencia del alma, considerándola de suma importancia.

Nos inclinamos a reconocer con facilidad que el sexto rayo, que actúa a través de Marte, rige al cristianismo. Es una religión de devoción, fanatismo, máxima valentía e idealismo, que pone el énfasis espiritual sobre el individuo, su valor y sus problemas, el conflicto y la muerte. Todas estas características nos son familiares por la presentación teológica cristiana.

No debe haber personas de sexto rayo en puestos influyentes, porque no saben colaborar y con frecuencia constituyen puntos de disensión y antipatía.

Luis Feijó

Luis Feijó

Nacido en Montevideo el 25 de mayo de 1963, como buen geminiano desde adolescente surgía una vocación por la comunicación.
Estudié “Técnico en Comunicación Social” en la Escuela Superior de U.T.U. en la calle San Salvador y minas de Montevideo.
Realicé mis primeros pasos en el periodismo en Radio Continental de Pando CV-160.
Además incursioné varias veces en la radiodifusión comunitaria.
En marzo del año 2015, comienzan las primeras coordinaciones con Gabriel Rivadavia, para diseñar y poner en línea algo diferente y así surge la idea del Multimedio por internet.
Luis Feijó